Semana 2

La semana 2 ha sido muy muy muy floja. Empecé con el entrenamiento que me tocaba (30′) + 20′ de brazos. Poco a poco voy cogiendo fuerzas y ganas de seguir.

El segundo día tocaba correr 6km pero como mi rodilla ya sabemos como está, los hice andando.

unnamed.jpg

Todo muy bien hasta el kilómetro 5, que la rodilla empezó a manifestarse. Venga, va… ¿andando también? Pues sí. Eso sí, hice el kilómetro que me faltaba, burrica que es una, porque el resto de entrenamientos no los pude hacer. Dolor intenso nunca ha sido, seamos sinceros, pero el suficiente como para parar y que la cosa no vaya a más.

Y ayer tuve, por fin, la cita con mi fisio. Iba un poco cagada. ¿Y si me toca parar un mes? ¿Y si me toca hacerme plantillas? ¿Y si es más grave de lo que pienso? Al final, después de un buen rato sufriendo del daño que me hacía (ahora tengo tres moraos a lo largo del muslo), me dijo que el problema no es en sí la rodilla, sino que he perdido masa muscular en la(s) pierna(s) y eso ha derivado en la rodilla. Vamos, que me ponga a hacer sentadillas y lunges como  una loca para fortalecer.

Ayer y hoy me los tengo que tomar de descanso por prescripción suya, pero mañana ya puedo empezar.

Por otra parte, esta semana es la famosa Volta a Peu. Tenemos los dorsales. Son 8kms. No-sé-qué-hacer. Me apetece mucho mucho mucho. La hice hace muuuuuuchos años y me apetece repetir. Sentía que este era el año, pero no se si voy a estar en condiciones. De aquí al domingo decidiré.

Respuesta a Mónica Martínez

En respuesta a este post.

Querida Mónica Martínez,

Me llega via twitter un link a tu nuevo post, Las mujeres corremos de otra manera, en la que empiezas diciendo que los hombres y las mujeres somos diferentes, no solo físicamente, y que por ende corremos diferente. Hasta aquí todo bien, todo claro, todo correcto. Pero continúas diciendo que nosotras corremos, y cito textualmente “para pasar un buen rato con las amigas, charlar de nuestras cosas mientras corremos, sentirnos liberadas de las tareas diarias por una hora”. Y que los hombres lo hacen “para mejorar su velocidad y añadir dificultad en el terreno, bien sea por la superficie o por tener que superar obstáculos”. Y rematas con “siempre hay excepciones”.

Mira, NO. Para empezar me molesta, y mucho, que digas que las mujeres corremos para divertirnos, que no somos competitivas, que lo hacemos por diversión y que no nos mola superar obstáculos. No. No. No. Y NO. Que sí, que las maratones, triatlones, ultramas y similares hay poca representación femenina frente a la masculina, pero eso está cambiando. Y está cambiando gracias a gente que NO piensa como tú. Que no piensa que las mujeres hacemos deporte por diversión. Venga, no me jorobes.

A las mujeres nos gusta competir. Competimos contra nosotras mismas, contra nuestra vecina, contra esa persona que nos adelanta en la carrera, contra nuestras hormonas. Competimos porque nos gusta ganar a alguien, sentir esa satisfacción de haberlo hecho bien y haber sido mejor que alguien. Y nos encanta superar obstáculos: primero correr 1km, luego 3km, venga, un poquito más y superas los 6kms. Y doy gracias a Kathrine Switzer en ser la primera mujer en correr oficialmente (con dorsal. Sin dorsal fue Roberta “Bobbi” Gibb) una maratón.

Me molesta que digas que no corremos por competir cuando nos reorganizamos el día mil veces para poder entrenar, nos esforzamos para poder ganar treinta segundos en una carrera. Luchamos y competimos contra viento y marea para que se reconozca el derecho de competir. No se si sabes que la primera maratón olímpica femenina no fue hasta 1984. Solo hace 20 años que nos dejan participar. SOLO. Y todo porque hay gente que piensa que las mujeres no estamos hechas para correr y que no nos gusta competir.

Y somos muchas las mujeres no salimos a correr con amigas, salimos a correr solas. Para charlar con mis amigas quedo para comer o tomar un café. Para salir a entrenar salgo sola. Y lo hago sola porque si salgo a trotar con alguna amiga no me centro en lo que tengo que hacer, solo trotamos. Si tocan series, tocan series. Si son cuestas, cuestas. No puedes darlo todo en una serie de 100mts charlando sobre la importancia del erizo en los climas tropicales (atención chorrada).

Me molesta más incluso que respondas a una mujer que te ha dicho que tu post es machista diciendo, primero que hay datos por ahí que lo corroboran y segundo que no tengas la poca vergüenza de citar alguno. ¿Y los datos? ¿Qué datos? ¿Encuestas? Ya, según las encuestas todas corremos a 6 minutos el kilómetro y la media del pene en España es de 20cm.

No quiero preguntarte si DE VERDAD piensas lo que has dicho porque me molestaré aún más y me sorprenderé, pero luego ya se me pasará. Es normal. En este país vamos retrocediendo cada día más. Pero eso es otro cantar.

En fin, que es una lástima que una mujer joven y formada piense que las mujeres no nos gusta competir y que solo salimos para desahogarnos del trabajo de ama de casa.