Declaración de intenciones

Esta semana me pasaron un “decálogo” de lo que hace un verdadero runner, de lo que nos gusta a todos los runners… En fin… En mi humilde opinión, y se que me pueden caer por todas partes, son cosas que hacen las personas obsesivas. OJO, cada uno que haga lo que considere que tiene que hacer, solo faltaría, yo solo doy mi opinión.

El artículo, el cuál no voy a enlazar, decía que un verdadero runner, los fines de semana se levanta a las 7 de la mañana para entrenar y suele hacer tiradas largas, mientras que una persona normal descansa. ¿Perdona? Mira… NO. No digo que nunca lo haré, pero a día de hoy paso de levantarme más pronto los fines de semana que entresemana para salir a entrenar. Ni voy a entrenar por la tarde. Igual, si me da y no tengo ningún plan, algún domingo me da por salir con mi pareja, pero por norma general paso. Para mi, los fines de semana son para estar con mi pareja, mi familia y mis amigos, son para descansar. Ya entreno (o no) durante la semana.

De este artículo también me molesta que se trate a las “personas normales” como gente que no se interesa por su salud, gente sedentaria, gente que no entiende a los runners etc. Yo entiendo que es complicado, de primeras, hacer entender a una persona, que has empezado a correr, a hacer ejercicio. A mi me ha pasado, algunas personas llegaron a apostar por ver cuándo lo dejaba. Y es complicado cuando los amigotes te dicen “¿quién te persigue? jojojo” “va, deja esa chorrada y vente a tomar unas cervezas” y otras lindezas que he oído. Pero también entiendo que es un VERDADERO COÑAZO si tu único tema de conversación es el running de los cojones.  Si solo tienes un tema de conversación eres un coñazo. Y puede que un obsesivo. Y me da igual que el tema sean los hijos, el running o el fútbol. Todo se remata cuando tú eres el único runner de entre tus amigos. ¿No has pensado que tus amigos están un poco hartos de que solo hables de farleks, de lo que engorda esa hamburguesa o de que les des largas para tomar algo un sábado por la noche por que al día siguiente TIENES que salir sí o sí a las 7?

Yo entiendo que igual te estás preparando para la maratón y necesitas entrenar. De verdad que lo entiendo. E igual yo sea así en unos años. Pero chico, vive un poco, que ninguno somos atletas profesionales ni vamos a ir a las olimpiadas. Lo que sí que tengo claro es que no quiero interponer mi vida social por los entrenamientos. Ni esas cervecitas ni esas hamburguesas ni esa comida malísima por salir a las 7. Pues sino salgo a las 7 ya saldré a las 8 o a las 18hs.

 

Anuncios

De vuelta

Hola!

Por fin ha pasado el verano, aunque no el calor, y el fin no tener tiempo para mi, para correr, para entrenar… la vuelta a la normalidad.

Ha sido un verano durillo, el trabajo me ha dejado baldada. Salía de casa a las 8 y hasta las 20:30, como pronto, no volvía. Y claro, lo último que me ha apetecido al llegar y llevar todo el santo día andando, ha sido salir a correr. Creo que lo hice tres días.

Pero bueno, el tiempo pasa y ya volvemos a la “normalidad”.

Como comenté, la 10k de L’Eliana no pude hacerla por el trabajo, pero la de Burjassot… cayó a medias. Mi pareja se apuntó. Debía hacerlo por muchas razones, pero la principal es que le servía como entrenamiento para la Media Maratón (sí, por fín se apuntó). Y yo, como soy una ansias y no me puedo estar quieta y se que todo lo recaudado es solidario, me apunté también. Todos los días cambiaba de opinión: “no, no la voy a hacer, no estoy para correr y mucho menos 10 kilómetros”, “que la hago entera, que leches! Y si termino la última, pues termino la última, pero yo la hago corriendo y andando”, “bah! hago la salida y me retiro el primer kilómetro”… Sí, soy así. El caso es que, llegado el día, tenía claro que iba a hacer un trozo y que me retiraría, no es cuestión de llevar al cuerpo a extremos para luego lesionarme. Pues eso, que salimos y en seguida me adelantaron TODOS los corredores quedando la última durante un ratito.

Para los que no hayáis hecho nunca esta carrera sabed que, lo que viene a ser plana y fácil no es. Te encuentras subidas y bajadas durante todo el recorrido. Que sí, que mola porque es diferente, pero jod** un rato a quienes estamos mal acostumbrados a ir por lo llano.

Al poco de empezar, un señor de unos 50 tacos (o más) y yo nos adaptamos a correr casi mano a mano. Pobre, me supo mal dejarlo, ibamos agustico, pero al llegar al 5 fuí sensata y en vez de seguir con la recta, giré por mi izquierda para abandonar el recorrido. Sabía que lo iba hacer más tarde o más temprano, pero aún así dolió al ego. Joder, que nunca había tenido que abandonar una carrera y mira, duele. Aunque supiera que era lo mejor para mi, se me escaparon un par de lagrimillas de rabia.

Mi chico hizo una buena carrera, está contento y sigue con sus entrenamientos para la Media.

Y yo… yo me estoy pensando hacer de tripas corazón (odio madrugar mucho mucho mucho) y empezar a salir a correr por las mañanas en vez de por las tardes, así ya lo tengo hecho. Y porque por las tardes quiero hacer vida social. Ya os contaré.

Y vosotros ¿qué tal el verano?

Sin espectativas

Os comenté que me había bajado un entrenamiento para la 10k de L’Eliana. Lo he estado medio siguiendo. No al 100% porque me parece demasiado entrenar todos los días para mi estado de forma y porque he empezado con las prácticas del curso que llevo haciendo desde octubre que me quitan mucho tiempo.

A ver, que me voy por las ramas… Pues no voy a hacer la carrera. No porque no quiera, me apetece un montón. Todos los años me planteo hacerla, pero por unas cosas o por otras nunca la hago. Y este año me vuelvo a quedar con las ganas. Y no hago la carrera, sino que el entrenamiento, que me vendría muy bien, tampoco voy a poder hacerlo.

En julio empiezo a trabajar. Tres meses. Julio, agosto y septiembre. Solo tres meses. 8 horas, jornada partida.

Seguramente también me pierda la 10k de AVAPACE de Burjassot. Esta duele más.

¿Puede ser ya octubre?

¿Semana 4?

Sí, lo pongo entre interrogantes porque no he hecho nada en la que se supone que era la última semana del entrenamiento que empecé por lo que pasó en la volta a peu.

Toda la semana de descanso, con hielo en la zona dos veces al día y antiinflamatorio oral. A mitad de semana empecé a notar mejoría: podía bajar escaleras casi sin dolor. Me automasajeé la zona con una pelota de tenis (aunque me compré un rodillo de  foam del Decathlon que ya os contaré) un par de días y el viernes ya estaba casi casi curada.

Me hice a la idea de no hacer la carrera del circuito que tocaba el domingo, pero cuando llegó el día, sonó el despertador y me levanté, cambié de parecer. Me visto, la empiezo y si noto algún dolor o alguna molestia paro. Pero quiero intentarlo. Total, ir voy a igual porque ya me he levantado y voy a acompañar a NoMa… Él me pide, ante todo, prudencia.

Sí, la hice entera, sin dolor, sin molestias, sin sufrimiento 😀 ¿feliz? Mucho. Pero no me tengo que dormir en los laureles, tengo que fortalecer y fortalecer y fortalecer y fortalecer. Esta semana ya la tengo más o menos planificada así que ¡a por todas!

Ekiden 2016

El pasado 1 de mayo se celebró la tercera edición del Ekiden. 771 equipos. 4626 participantes. Ganas de correr, de disfrutar y de pasarlo bien. Una mañana diferente.

Volvimos a correr con AVAPACE, casi con el mismo equipo. Este año se nos unió Nuskaonline ya que una de las personas que la hizo con nosotros estaba en otro equipo.

Esta edición vino con algunas novedades que a mi me dejaron un poco así así. Sí, estaba bien en la teoría, pero en la práctica fue más bien molesto. Me explico. En las dos primeras ediciones había una salida y una zona para la entrega del tasuki (la banda del relevo). Este año decidieron que habrían 40 boxes, vamos, 40 zonas para hacer el relevo. Cada equipo tenía el suyo que compartía con 19 más. Solo podía estar la persona que iba a recoger el tasuki. Aquí fue lo que falló. Muchos equipos pasaron de esta norma y decidieron pasar la mañana en la zona de relevos, haciendo difícil acceder a los boxes o ir hasta la zona de avituallamiento y entrega de medallas.

tumblr_o6ik64y8w91qzsjffo1_500.jpg

Medallas. ©Bellafer*

Otra de las novedades que sí triunfó fue la de cambiar el recorrido del último relevo. Antes, al hacer los 5km, entrabas en pistas para volver a salir y terminar de completar los 2,195mts que faltaban y terminar otra vez en pistas. Esta vez se hacía todo el recorrido por fuera de pistas hasta el fina, para entrar en meta.

Ahora ya me meto en el ajo a contar nuestra maratón.

Llegamos sobre las 8:30 para encontrarnos todo el equipo. Nos posicionamos en las gradas, nos contamos las ganas y los miedos por el calo y en seguida Ana, nuestro primer relevo, se baja a la salida. Como siempre, todo un espectáculo. Se curran un montón las salida y eso mola.

NoMa es el segundo en salir. Sobre las 9:20 se posiciona en el cajón y espera a que llegue Ana, que hace buen tiempo, pero sufriendo ya que viene un poco tocada.

Yo salgo la tercera. Nervios por no saber cómo va a reaccionar la rodilla. Miedo a no poder completar la carrera. Sobre las 10:30, ya en el box que me corresponde, veo a NoMa entrar en pistas. Me da el relevo y salgo escopetada hacia la salida de las pistas. Sí. Lo habéis adivinado. Salí demasiado rápido y tuve que aflojar. Todo iba bien. Iba cómoda, tranquila, no hacía calor, la rodilla sin dolor… Hasta la mitad. Pinchazo. Bajo ritmo. Sigue doliendo. Ando. Retomo. Mal. Tuve que terminarla andando y corriendo. Por fin veo las pistas. Aprieto los dientes. Acelero. Bajo a pistas. Localizo a Vicente. Corro como si no hubiera mañana. Le entrego el tasuki. Fin de mi carrera.

Vicente hace una carrera rápida ¡casi ni le vemos para animar!

Nuska, nerviosa por ser su primer Ekiden, se va rápido al box. Hace los 5kms más rápidos del equipo y muy cómoda. Y en seguida sale Noemí. Empezamos ha hacer apuestas sobre el tiempo de entrada en meta. Entró en 3hs55. ¡Madre mía! 20 minutos menos que el año pasado.

Ahora solo queda esperar al año que viene 😀

 

 

Este NO es mi año

Esta mañana me ha quedado claro que este no es mi año. No estoy en mi mejor forma y hoy lo he pagado con creces.

Esta mañana se ha celebrado en Valencia la famosa “Volta a Peu”, la que para muchos fue nuestra primera carrera. Para mi lo fue en el instituto, cuando odiaba correr y era un suplicio para mi, pero decidimos apuntarnos por aquello de que medio instituto la hacía y motivadas por varios profesores. Mucho ha llovido desde entonces.

Este año me emperré en hacerla. Este año tiene que ser mi vuelta a esta carrera, a los recuerdos de aquel año, a correr por zonas que he corrido muchas veces, pero de forma diferente. Y nos apunte NoMa y a mi. Eso sí, a sabiendas de que era posible que no la terminara ya que se celebra a las 10 de la mañana. En mayo. En Valencia. El infierno. Pero nos apuntamos. Y a sabiendas que venia de una lesión de rodilla izquierda que ya conté en el post anterior.

A las 9:30 ya estábamos posicionados, con el pulsómetro dando morcilla diciendo que no, que no funcionaba y que se reiniciaba cada vez que buscaba señal de gps. Nimiedades que tocan las narices.

Empezamos, NoMa desaparece entre la muchedumbre y yo tiro. Mucha gente, muchísima, de todas las edades. De echo, delante de nosotros, antes de empezar, una familia con dos nanos de unos 9 y 7 años con camisetas de Correcaminos SD (mítico grupo de entrenamiento de la ciudad), que estoy segura que me hubieran fundido en 300 metros.

Hasta el kilómetro 4, la mitad, bien, pero fue llegar al tunel de Germanías y empezar a flojear. Mucho calor, pulsaciones altas y toca andar para bajarlas y recuperar fuerzas. Así hasta el final.

A 100 o 200 metros de la meta, justo antes de doblar hacia el Puente del Real (el de Viveros) he notado dos “clacks”seguidos: cadera y rodilla derecha. Y tener que parar. No poder correr. La cintilla iliotibial. Con un dolor casi insoportable (esto sí que es dolor) he llegado a meta. Iba a abandonar, pero total, NoMa me esperaba al final de la meta, qué más daba pasar por el arco de meta que por al lado si tengo que ir al mismo sitio.

Ahora me tocará una o dos semanas de parón. Justo ahora que empezaba un entrenamiento para la 10k de L’Eliana. Una fucking mierder.