Primera carrera y otras cosas

Ya llevamos casi un mes desde que empezó el año y no me he pasado por aquí. Si es que no puede ser… El que mucho abarca… En realidad apenas tengo tiempo de sentarme a procrastinar ya sea delante del ordenador, con el teléfono o la tablet.

A lo que iba, el año empezó como el anterior, haciendo la primera carrera del año, la 10k Divina Pastora, gracias a un sorteo/concurso/loquesea que hizo Divina Pastora. Y como me tocó un dorsal, le regalé uno al parejo para que la hiciera como toca, ya que no paraba de decirme que me acompañaría toda la carrera.

Las fiestas fueron… pues eso, fiestas: mucho vaguear, poco entrenar. Comer comimos, pero yo me conozco y no hago excesos. Y claro, pues pasa lo que pasa, que te plantas a día 2 de enero, 3 de enero… 5 de enero y pones la cara de Macaulay Culkin en Solo en casa. Y ya no tienes tiempo de entrenar porque YA vuelves a la rutina y porque solo quedan 5, que en realidad, si lo piensas bien, son 3 días. Un desastre. Yo pensaba ya en retirarme, en pasar, no quería sufrir, pero no me dejaron.

El día de la carrera, lo de siempre: madrugar, revisar temperaturas para revisar vestuario, desayuno y al coche. Todos los años la misma historia: el año que viene venimos en metro. Aparcamos a tomar vientos (nunca mejor dicho, porque hizo un poniente de mierder) y llegamos a la salida de milagro. Menos mal que salíamos los últimos, que para los que no conozcáis la carrera, este año se hicieron 3 salidas para que no hubieran aglomeraciones. La verdad es que fue espectacular, antes de dar la salida bajaron la música y pusieron el sonido de un corazón. Gallina de piel.

La carrera fue, sufrí porque tocaba sufrir, pero bajé 4 minutos de la última 10 que hice. Los últimos kilómetros fueron un infierno, la verdad: cansada, golpes de viento, cabeza diciendo de parar… Pero lo que decía, la terminé por encima del tiempo que quería.

Lo que más me gustó fue ver al Señor Culazo, a Nuska&Pareja, a Sra.Mermelada… Y poco más.

En otro orden de cosas (mira que me gusta esta frase XD), viendo la gente de mi al rededor, empiezo a “agobiarme”. Todos cerrando agendas con mil carreras, mil entrenamientos, equipos nuevos, objetivos de bajar tiempos, etc, etc, etc. Y me paro a observar lo que dicen y me entra un agobio. No se si es que soy yo que no me lo tomo en serio, sino como un puñetero hobbie, que salgo para estar en forma, despejar la mente y dormir mejor… Y mientras, todos (salvo el parejo, Nuska y Culazo) comentando todo lo que os he dicho antes. ¿Soy yo el problema, que no me lo tomo en serio? ¿Estoy exagerando? ¡Decidme!

Anuncios