Fin de temporada

En realidad no se si podríamos decir que la temporada ha terminado porque en realidad, los meses en los que no hago NADA son los de verano XD

El caso es que el domingo pasado (29.11) hice la última carrera del circuito, y oye, que muy bien. Pero para contarlo he de contar más.

Después del post anterior en el que decía que estaba desanimada, sin ganas de correr y blablablabla, reflexioné y concluí que no, que no iba a seguir así, que había que ponerse en marcha porque a mi correr me viene muy bien para quemar toda esa energía que me sobra y me da energía cuando me falta. Me planteé un par de retos y busqué entrenamientos por el maravilloso mundo de internet y encontré dos. Empecé con el primero, para mejorar en los 10k, y cuando lo termine y esté más fuerte, igual empiezo con el segundo, pero eso al tiempo.

El caso es que me lo estoy tomando con tranquilidad. Me explico, si realmente no tengo ganas de salir, no salgo, no me voy a morir. Si se me amontona la faena y no puedo salir, no lo hago, sin presiones. Pero los entrenamientos, a full, aunque deteste las series matadoras. Y oye, que veo progreso 😀

La penúltima carrera (08.11) era de casi 6k y muy bien. No me esperaba hacer ese tiempo. Hasta mi pareja se sorprendió y cuando me vio cerca de la meta no paraba de señalarme el tiempo saltando y sonriendo (en ese momento lo que pensaba viéndole era “¿ein? ¿qué le pasa? ¿que mire el qué?” XD)

Esa carrera me hizo ver que, como todo, si te esfuerzas puedes conseguir lo que te propongas, así que seguí entrenando, con las series del demonio. Eso sí, he de confesar que el entrenamiento dice de entrenar 5 días por semana los cuales no cumplo ni de coña.

Peeeeeeeerooooo… siempre hay un pero ¡copón! Cometí un grave error. Uno de esos en los que te maldices una y otra vez. Tengo varios pares de zapatillas (¡vivan los concursos de la red!) y ¿cuales utilicé para hacer 3 entrenamientos exigentes? Touché! Las peores, las que dejé de usar hace un año porque me hacían daño (han perdido la amortiguación y me joroban los gemelos). Así que la semana pasada no salí nada de nada. Hasta andar me hacía daño. Llegué a pensar en no hacer la última carrera, pero luego pensé que no, que yo iba y la haría andando y corriendo y ya está, aunque entrar la última.

Y el domingo, con más frío que el tato, nos plantamos en la salida y a correr. No paré para nada, solo bajé el ritmo cuando entré en calor y tuve que quitarme la camiseta de manga larga. Sabía que iba bien porque había mucha gente a mi al rededor y porque hasta casi el final no me adelantó una bella tuitera. Y también porque entré por delante de la gente de AVAPACE, que suelen entrar en unos tiempos muy concretos. Vamos, que cuando terminé y miré el polar salté de alegría. Aunque luego tuviera que salir corriendo al ver el mensaje de michico que se había medio lesionado y le costaba andar (esto es otro cantar).

Y nada, eso, que ahora toca seguir entrenando que en enero tengo una carrera de 10k, la primera del año en Valencia (aunque yo quería hacer la de Foios, pero me temo que no será posible).

Por ahora, nada más. Seguiremos informando 😉

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s